676 471 430

En el artículo encontrarás información sobre cómo proteger las superficies de madera con aceite de oliva.

El aceite de oliva es uno de los productos más ideales para las ensaladas y las comidas. Sin embargo, también es un producto muy poderoso para humectar, limpiar y cuidar maderas. Tiene un potencial muy enorme, debido a que es un producto más limpio que el aceite vegetal tradicional.

Si tienes en mente usar el aceite de oliva para proteger las maderas de tus muebles u otras de tu hogar en general, ten en cuenta todo lo que te contamos a continuación.

¿Qué aceite es bueno para los muebles de madera?

Todos los aceites para humectar y proteger a las maderas son buenos. Existen aceites que son elaborados industrialmente para ser usados en maderas. Puedes adquirirlos en tiendas para hogar al igual que en ferreterías y ciertos supermercados. Es un tipo de aceite que poseen químicos que se adhieren más fácilmente a la madera.

Para aplicarlo es necesario usar brochas y otros tipos de herramientas para que no te manches las manos. No es un aceite tan ligero al que representa un aceite vegetal. Ahora bien, si estás pensando en usar aceites más potentes como los usados para motores de coches evidentemente no resulta adecuado hacerlo.

Este tipo de aceite es más nocivo para la salud de la madera. Los otros tipos de aceites que se pueden usar son los aceites vegetales que se venden en los supermercados para freír y cocinar. Por eso mismo, el aceite de oliva entra dentro de esta categoría de aceites que aportarán a la vida de la madera.

como proteger la madera con aceite de oliva

¿Cómo limpiar madera con aceite de oliva?

Una de las recetas más efectivas para limpiar la madera, es mezclar el aceite de oliva con vinagre blanco. La mezcla producirá un tipo de líquido muy potente, que humectará en gran medida la superficie. Será necesario usar un cepillo, como lo podría ser un cepillo de dientes, para aprovechar el efecto de la acidez del vinagre que está regulada por el aceite.

Muy pronto descubrirás que toda la capa oscura, que es fruto del polvo acumulado, se desprenderá con muchísima facilidad. No tendrás que esforzarte mucho en eliminar esta suciedad. Se aconseja realizar este trabajo de limpieza al menos una vez, antes de hacer un proceso de barnizado final con esta misma mezcla.

En este caso, no será necesario hacer uso de detergentes u otros jabones. Ya el vinagre blanco está realizando no solo la eliminación de la suciedad, sino que a su vez genera un escudo que permitirá que plagas como las terminas, no reconozcan a dicha madera como un acertado banquete, que las seducirá a establecerse.

De hecho, esta mezcla de vinagre blanco con aceite también se considera como una medida preventiva para la podredumbre de la madera, evitando principalmente que el exceso de humedad empiece a generar cierto deterioro.

¿Se necesita alguna receta para hidratar y barnizar la madera con aceite de oliva?

Realmente el proceso de humectar, hidratar o barnizar la madera con aceite de oliva, no exige demasiadas atenciones. Usarla directamente es bastante útil. Sin embargo, sí existen algunas recetas que pueden colaborar no solo para ejercer una mejor humectación, sino a su vez para ahorrar aceite de oliva.

Una de las recetas más conocidas es la de mezclar aceite de oliva con miel. Ha de ser miel natural, para que la consistencia natural de este tipo de miel se adhiera mejor. Una miel artificial, como la que se limita a disolver agua con azúcar y matizarla con colorantes, solo producirá que, con el paso del tiempo. en la superficie de la madera aparezca una capa cristalizada.

Esa capa es en realidad el azúcar que ha logrado quedar en la superficie. Así que, si vas a usar esta receta, la miel en este caso mantendrá su esencia y se limitará crear una excelente humectación. El aceite de oliva mientras tanto, se hace cargo de que la superficie de la madera no se torne pegajoso.